6 Cosas Importantes que Debes Considerar Antes de Aceptar tu Próxima Oferta de Empleo

6 Cosas Importantes que Debes Considerar Antes de Aceptar tu Próxima Oferta de Empleo

Es tan tentador simplemente decir sí una vez que has sido aceptado en un puesto para el que aplicaste, pero debes tener en cuenta que estas decisiones deben ser bien pensadas—no impulsivas. Debes considerar diferentes factores y situaciones para asegurarte de que la oferta que recibiste es la que se adapta mejor a ti y a tus necesidades. Ten en cuenta que la mayoría de las veces, una vez que aceptas una oferta, no puedes cambiar los términos del empleo.

Efectivamente, el salario y los beneficios son las consideraciones más importantes que debes tomar en cuenta, pero cuando tomas una decisión, no debes limitarte únicamente a esas dos opciones. También debes tomar en cuenta la complejidad del contrato y sus términos y condiciones antes de tomar la decisión de aceptar el empleo. Esto es especialmente importante para las personas en el área de TI, quienes no son tan buenos con las palabras y contratos de negocios porque escasamente están expuestos a ellos. Dicho esto, hemos recopilado seis cosas que debes considerar antes de decir a esa oferta de empleo.

1. ¿LA EMPRESA ES ADECUADA PARA TI?

Recuerda, no permitas que tus emociones te dominen. Debes pensar en los efectos de unirte a una determinada empresa, así como el nivel de capacitación y aprendizaje que obtendrás de ella. Sin embargo, basado en la experiencia, la capacitación en una empresa probablemente será más completa, aportará más valor y conocimiento a los empleados. También debes tomar en cuenta cómo tu elección actual afectará tus futuros empleos, y por lo tanto, debes asegurarte de que el empleo será capaz de proporcionarte el conocimiento técnico suficiente para sobresalir en futuros proyectos.

2. ¿LA OFERTA TE OFRECE UN SALARIO Y PAQUETE DE BENEFICIOS ADECUADO?

La mayoría de las veces, las pequeñas empresas de TI te harán una oferta inicial baja (si ven potencial en ti) o una oferta alta (si piensan que eres vital para su éxito). En algunos casos afortunados, la empresa te hace una gran oferta y haces la elección correcta al elegir esa empresa. Pero, ¿y si eso no ocurre? Bueno, ese es el riesgo que debes estar dispuesto a tomar. También debes tomar en cuenta los beneficios realmente significativos y características adicionales que estas pequeñas empresas te ofrecen antes de decidir unirte a ellos.

Por otro lado, las grandes firmas probablemente te ofrecerán un salario razonable basado en lo que ofrece la industria de tecnología, y crecerá lentamente a medida que el valor que aportas a la empresa aumenta. Para muchos, estas empresas son la apuesta más segura. Sin embargo, si algunas ofertas son demasiado buenas para ser verdad, debes asegurarte de captarlas y aclararlas. Recuerda que está bien preguntar y pedir la opinión de otros antes de tomar la decisión final, especialmente si quieres saber más sobre los aspectos complementarios del paquete como la cobertura sanitaria; la pensión; las opciones sobre acciones; la asignación para el coche y otros beneficios similares.

3. ¿EL EMPLEO ES BUENO PARA TI A LARGO PLAZO?

Debes asegurarte de que el trabajo que elijas es sostenible para ti a largo plazo, y por lo tanto debes tomar en cuenta la satisfacción y felicidad personal que te brinda. Con esto, debes preguntarte, ¿los valores de la empresa se alinean con tus creencias personales? ¿La cultura de la empresa es saludable y agradable para ti?

4. ¿EL CARGO COINCIDE CON TU PERSONALIDAD Y TUS HABILIDADES?

Algunas personas caen en la trampa de aceptar empleos que no están alineados con sus fortalezas y habilidades. Aceptar un empleo que simplemente te sobrepasa puede generar consecuencias no deseadas de las que es difícil recuperarse, especialmente si fracasas.

5. EVALÚA EL CONTRATO Y SUS TÉRMINOS METICULOSAMENTE

Desde el principio, debes establecer que solo aceptarás formalmente la oferta una vez que hayas leído el contrato detenidamente. Si no comprendes algunos de los términos y condiciones establecidos, ¡recuerda que buscar ayuda profesional en tu entorno no te vendrá mal!

Independientemente de si aceptas o no la oferta, asegúrate de poder responder formal y profesionalmente a tu empleador antes del vencimiento del plazo. Generalmente, las ofertas son válidas por un lapso de diez días a partir de la extensión de la oferta inicial.

6. CONSIGUE TODO POR ESCRITO EN LA MEDIDA DE LO POSIBLE

Pedir una oferta escrita antes de la emisión del contrato real (que generalmente toma algunos días) es una acción razonable de tu parte como empleado porque esto pone por escrito todo lo que has discutido con el empleador—esencialmente protegiéndote a ti y tus derechos.